14-09-2020 -

“Quilmes pasó de tener 60 a 118 barrios populares”

“Quilmes pasó de tener 60 a 118 barrios populares”

Tras el lanzamiento del Consejo Municipal para el Acceso Justo al Hábitat, Pablo Reynoso, delegado de la Pastoral Social de la Diócesis de Quilmes, dijo que el problema habitacional afecta a un amplio sector de la sociedad que incluye a familias con trabajo en blanco. “La riqueza no derrama, la pobreza si derrama e inunda”, sostuvo.

Los principales lineamientos de acción del consejo están orientados por una concepción del hábitat y la vivienda como un derecho humano, del espacio público como un igualador en la sociedad, y del desarrollo urbano como generador y distribuidor de riqueza para el desarrollo económico local. En este marco, se proyecta impulsar herramientas locales para la creación de loteos y urbanizaciones que mitiguen el déficit habitacional, así como trabajar en pos de la sustentabilidad no solo ambiental, sino también productiva de las urbanizaciones.

Del encuentro virtual, que se realizó por Zoom, participaron quienes serán los miembros permanentes del consejo: por el Ejecutivo provincial, el subsecretario de Hábitat bonaerense, Rubén Pascolini; por el Honorable Concejo Deliberante de Quilmes, su presidente Fabio Báez; por el Obispado de Quilmes, monseñor Carlos Tissera; por la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ), su rector Ernesto Villanueva; por la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ), su rector Alejandro Villar, y por los Colegios Profesionales, Alejandro De la Torre (Colegio de Arquitectos).

En ese marco, Pablo Reynoso, delegado de la Pastoral Social de la Diócesis de Quilmes, destacó que fue una cuestión primordial y un acto de valentía “meterse en este tema para los intendentes es un desafío muy grande”. “Si vos no miras este problema, o lo miras sin los distintos enfoques, te pasa lo que pasó en Quilmes y terminamos como terminamos con 118 barrios populares”, dijo.

Reynoso recordó que el consejo de hábitat y tierras existe en Quilmes desde hace 22 años, pero que en los últimos 12 años, al municipio no le interesó ocuparse de esa problemática. “No podemos pensar que la alternativa de vivienda para los más pobres sea ir a un basural o a un lugar contaminado o un bañado. Hay que empezar a ordenar y urbanizar, ordenando te sorprende lo que se puede llegar a hace”, agregó.









 

No hay encuestas disponibles.