03-05-2021 -

Comenzó juicio a monjas y directivas y la defensa pidió la nulidad en el caso Próvolo

Comenzó juicio a monjas y directivas y la defensa pidió la nulidad en el caso Próvolo

»FOTO ARCHIVO

El juicio unifica tres causas y son nueve las personas imputadas en delitos que van desde el abuso sexual agravado y corrupción de menores a la participación por omisión, pese a que la defensa argumentó que están "esperanzados en la prueba".


La defensa de la monja Kosaka Kumico, tras cuatro años de detención, pidió la nulidad del juicio que se inició por los abusos a niños hipoacúsicos en el Instituto Antonio Próvolo de Mendoza, que tiene como imputadas a nueve mujeres, entre ellas dos monjas, exdirectivas y exempleadas del establecimiento.

Durante el inicio del debate oral desarrollado en forma virtual, el representante legal de las monjas, Carlos Varela Álvarez, inició una presentación de nulidad absoluta del juicio sobre el derecho de defensa de Kosaka Kumiko cuando aún no estaba detenida y adelantó que el fuerte de la defensa “será el cuestionamiento a las interpretaciones del lenguaje de señas”.

Este nuevo juicio unifica tres causas y son nueve las personas imputadas en delitos que van desde el abuso sexual agravado y corrupción de menores a la participación por omisión.

La monja japonesa Kumiko Kosaka (46), acusada por los delitos de abuso sexual agravado, corrupción de menores y partícipe primaria por omisión, es la única imputada que llega al juicio con prisión preventiva domiciliaria, mientras que el resto está en libertad. Completan la nomina de imputadas la monja Asunción Martínez (53), la representante legal Graciela Pascual (65), las exdirectoras Gladys Pinacca (66), Valeska Quintana (48), Cristina Leguiza (50) y Laura Gaetán (60), la psicóloga Cecilia Raffo (43) y la cocinera Noemí Paz (63), acusadas como partícipes necesarias y/o secundarias por omisión.

La primera audiencia de este segundo juicio por el caso Próvolo se desarrolló con numerosos problemas técnicos y de conexión a la red externos al tribunal, pero finalmente se inició con la identificación de todas las imputadas y se abrió formalmente el debate.

Ya a fines de noviembre de 2019 el sacerdote Horacio Hugo Corbacho Blanck (59) fue condenado a 45 años de prisión, el cura italiano Nicola Corradi (83) recibió una pena de 42 años y el ex jardinero Armando Gómez (49) fue sentenciado a 18 años, acusados de los abusos sexuales cometidos a niños hipoacúsicos dentro del Instituto.









 

No hay encuestas disponibles.